Interior catedral de santiago

Interior catedral de santiago

catedral de san josé españa

Bernardo el Viejo, Maestro Admirable, y Roberto, iniciaron la construcción de la Catedral románica en 1075, durante el reinado de Alfonso VI, siendo obispo Diego Peláez. Tras esa etapa inicial, una serie de cambios históricos suspendieron o, al menos, ralentizaron las obras hasta que se volvieron a poner en marcha en tiempos del arzobispo Gelmírez, en 1100. Las obras fueron encargadas al Maestro Esteban (también conocido como «Maestro de Platerías»); poco a poco la construcción de la Catedral fue avanzando a lo largo del siglo XII. En 1168 se encargó al Maestro Mateo su finalización, incluyendo el cierre occidental y la construcción del Coro en la nave principal. En 1211 la Basílica fue consagrada ante Alfonso IX.

Aunque se conserva la estructura medieval fundamental, a lo largo de los siglos la Catedral ha cambiado su fisonomía como consecuencia de la construcción del Claustro y sus zonas anexas, durante el Renacimiento, y especialmente durante el Barroco, cuando se realizaron obras como la capilla mayor, los órganos, el cierre de la cabecera o la fachada del Obradoiro, entre otras importantes novedades. Durante el Neoclásico se ejecutó la nueva fachada de la Azabachería y a lo largo de los últimos cien años se han seguido realizando diferentes actuaciones.

botafumeiro santiago

Situada en el municipio gallego de Santiago de Compostela, en el noreste de España, la Catedral de Santiago es un templo católico diseñado en la Edad Media para albergar los restos del Apóstol Santiago, uno de los discípulos más cercanos de Jesucristo.

Debido a su dilatada historia, la catedral, uno de los centros de peregrinación más importantes del mundo, combina elementos típicos del arte románico, como se demuestra en el Pórtico de la Gloria, con detalles renacentistas y barrocos, que se encuentran en la llamativa fachada del Obradoiro y en el incensario (el «Botafumeiro»), uno de los símbolos más populares de la Catedral de Santiago.

En el siglo VIII, la mayor parte de la Península Ibérica estaba bajo dominio musulmán, que, mediante conquistas y tratados con los líderes visigodos, había tejido una red de influencia que iba más allá de los Pirineos. Los focos de resistencia cristiana al invasor se concentraban en el norte de España, donde el Reino de Asturias lideró un proceso de anexión de tierras que le permitió ampliar sus fronteras hacia el este y el oeste.

catedral de santiago de compostelacatedral en santiago, españa

La Basílica Arquidiocesana de Santiago de Compostela (en español y gallego: Catedral Basílica de Santiago de Compostela) forma parte de la Archidiócesis Metropolitana de Santiago de Compostela y es un componente integral del Sitio del Patrimonio Mundial de Santiago de Compostela en Galicia, España. La catedral es el supuesto lugar de enterramiento de Santiago el Mayor, uno de los apóstoles de Jesucristo. También es una de las tres únicas iglesias que quedan en el mundo construidas sobre la tumba de un apóstol, siendo las otras dos la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano y la Basílica de la Catedral de Santo Tomás, en Chennai (India).

La basílica archicatedral ha sido históricamente un lugar de peregrinación en el Camino de Santiago desde la Alta Edad Media y marca el final tradicional de la ruta de peregrinación. El edificio es una estructura románica, con añadidos posteriores góticos y barrocos.

Según la leyenda, el apóstol Santiago el Mayor trajo el cristianismo a la Península Ibérica[3][4] Según la leyenda, esta tumba fue redescubierta en el año 814 por el ermitaño Pelagio, después de haber presenciado extrañas luces en el cielo nocturno. El obispo Teodomiro de Iria lo reconoció como un milagro e informó al rey Alfonso II de Asturias y Galicia (791-842). El rey ordenó la construcción de una capilla en el lugar. La leyenda cuenta que el rey fue el primer peregrino de este santuario. En el año 829 se construyó la primera iglesia y en el 899 una iglesia prerrománica, mandada construir por el rey Alfonso III de León,[5] lo que provocó la progresiva des

plano de la catedral de santiago de compostela

La visita a la catedral es una obligación para cualquier persona que esté en Santiago de Compostela. Es uno de los 3 centros de peregrinación católica más importantes del mundo. En realidad no, pero creemos que es una excelente opción para aprovechar al máximo su tiempo en la Catedral. El siguiente tour es una gran opción para disfrutar de la Catedral. Tiene muy buenas críticas y una buena relación calidad-precio.

Las excavaciones han demostrado que Alfonso II, el Casto, mandó construir una iglesia aquí. Alfonso III, el Grande, construyó una basílica en el mismo lugar en el año 899. Pero en 997 los moros, dirigidos por Almanzor, destruyeron la basílica. La reconstrucción comenzó en 1078, el coro y el crucero se terminaron en 1112 y todo el edificio se consagró en 1211. En los siglos siguientes se realizaron varias ampliaciones y reformas: las capillas, la torre del reloj (1325), la cúpula (1448), el claustro y finalmente la fachada barroca.

El campanario, la Torre de las Campanas (a la derecha) es en parte del siglo XI; fue reformado entre 1448 y 1675 y terminado en 1725. La Torre de la Carraca (a la izquierda) tiene la matraca con la que se llama a los fieles a la oración y data del siglo XVII.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad