Que es una crisis existencial

Que es una crisis existencial

Síntomas de la crisis existencial

La crisis existencial, también conocida como pavor existencial, son momentos en los que los individuos se cuestionan si sus vidas tienen sentido, propósito o valor, y se ven afectados negativamente por la contemplación[1] Puede estar comúnmente, pero no necesariamente, ligada a la depresión o a especulaciones inevitablemente negativas sobre el propósito de la vida, como la inutilidad de todo esfuerzo (por ejemplo, «si un día seré olvidado, ¿qué sentido tiene todo mi trabajo?»). Esta cuestión del sentido y la finalidad de la existencia humana es uno de los puntos principales de la tradición filosófica del existencialismo.

Una crisis existencial suele estar provocada por un acontecimiento importante en la vida de la persona: un trauma psicológico, un matrimonio, una separación, una pérdida importante, la muerte de un ser querido, una experiencia que pone en peligro la vida, una nueva pareja amorosa, el consumo de drogas psicoactivas, la salida de los hijos adultos de casa, el cumplimiento de una edad importante para la persona (cumplir 18 años, cumplir 40, etc.), etc. Suele provocar la introspección de la persona que la padece sobre su mortalidad personal, revelando así la represión psicológica de dicha conciencia. La crisis existencial puede ser similar a la ansiedad y la depresión[2].

Tratamiento de la crisis existencial

La crisis existencial, también conocida como pavor existencial, son momentos en los que los individuos se cuestionan si sus vidas tienen sentido, propósito o valor, y se ven afectados negativamente por la contemplación[1] Puede estar comúnmente, pero no necesariamente, ligada a la depresión o a especulaciones inevitablemente negativas sobre el propósito de la vida, como la inutilidad de todo esfuerzo (por ejemplo, «si un día seré olvidado, ¿qué sentido tiene todo mi trabajo?»). Esta cuestión del sentido y la finalidad de la existencia humana es uno de los puntos principales de la tradición filosófica del existencialismo.

Una crisis existencial suele estar provocada por un acontecimiento importante en la vida de la persona: un trauma psicológico, un matrimonio, una separación, una pérdida importante, la muerte de un ser querido, una experiencia que pone en peligro la vida, una nueva pareja amorosa, el consumo de drogas psicoactivas, la salida de los hijos adultos de casa, el cumplimiento de una edad importante para la persona (cumplir 18 años, cumplir 40, etc.), etc. Suele provocar la introspección de la persona que la padece sobre su mortalidad personal, revelando así la represión psicológica de dicha conciencia. La crisis existencial puede ser similar a la ansiedad y la depresión[2].

Celia, misoka, i

Cuando alguien experimenta una crisis existencial, ha llegado a un punto en el que se cuestiona su propósito en la vida y el «verdadero sentido» de la misma. Todos queremos sentir que nuestra vida tiene sentido y cuando empezamos a hacernos las grandes preguntas sobre nuestro propósito en la vida, el resultado suele ser una depresión existencial.

Tanto los cómicos conocidos como los aficionados a la risa suelen burlarse de las crisis existenciales. No hay nada malo en ello. El humor puede ser una forma de lidiar con la desesperación existencial cuando nada más funciona. El miedo existencial es una experiencia tan común que reírse de él con los demás puede unirnos de forma positiva.

La risa ofrece alivio, pero suele ser un consuelo temporal. Con el tiempo, es posible que quieras encontrar una respuesta más útil a tu pregunta existencial. Entonces, ¿cómo puedes afrontar tu dilema de una manera más eficaz y significativa? El primer paso es entender qué significa «crisis existencial».

Los psicólogos definen una crisis existencial como un punto de inflexión en el que empezamos a cuestionar más profundamente nuestro sentido y propósito en la vida. Es un momento en el que sientes la necesidad de encontrar un sentido o un propósito en tu vida y a menudo se le ha llamado la «noche oscura del alma».

Toca como si fuera un tumbado

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Una crisis existencial se refiere a los sentimientos de malestar sobre el significado, la elección y la libertad en la vida. Tanto si se denomina crisis existencial como ansiedad existencial, las principales preocupaciones son las mismas: que la vida es intrínsecamente inútil, que nuestra existencia no tiene sentido porque hay límites o fronteras en ella, y que todos debemos morir algún día.

La ansiedad existencial suele surgir durante las transiciones y refleja la dificultad de adaptación, a menudo relacionada con la pérdida de seguridad y protección.  Por ejemplo, un estudiante universitario que se muda de casa o un adulto que pasa por un divorcio difícil pueden sentir que los cimientos sobre los que se construyó su vida se están desmoronando. Esto puede llevar a cuestionar el sentido de su existencia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad