Vinagreta para ensalada de lentejas

Vinagreta para ensalada de lentejas

lentejas francesas con vinagreta de dijon

Imprimir receta Saltar a la recetaLentejas, un alimento increíblemente infravalorado. Al menos, eso es lo que nos dijimos mientras devorábamos esta humilde ensalada de lentejas. No se trata de brujería, sino de una inteligente combinación de ingredientes para resaltar el sabor y la textura natural de estas pequeñas legumbres de gran poder nutricional.

Echa un vistazo a Internet y verás que las lentejas más comunes para la ensalada de lentejas son las verdes. Éstas pueden servir en un momento dado y son bienvenidas aquí, pero si quieres que este plato sea lo más inesperadamente delicioso posible, las lentejas negras son el nombre del juego.

Las lentejas negras tienen una piel más firme, por lo que son las que más se mantienen intactas para la ensalada de lentejas, sin dejar de ser tiernas por dentro. También tienen un sabor encantador, ligeramente terroso, que las hace una buena combinación con la rúcula. Por último, su hermoso color negro contrasta con los diversos ingredientes verdes de este plato.

Haga lo que haga, definitivamente no haga su ensalada de lentejas con lentejas rojas. Como las lentejas rojas se parten por la mitad y se descascarillan, se convierten básicamente en puré cuando se cocinan, lo que las hace más adecuadas para la comida de los bebés que para la ensalada, diría yo :).

ensalada fría de lentejas

Con la llegada oficial de la primavera, es hora de sacar las ensaladas multiuso que son el acompañamiento perfecto para cualquier brunch, fiesta, barbacoa, picnic o reunión de amigos. Y, al mismo tiempo, pueden servir de guarnición para las cenas de la semana o un almuerzo rápido para llevar.

¿La señal de una buena ensalada en nuestra casa? Nos saltamos el plato por completo y, con un tenedor en la mano, vamos directamente al contenedor de Tupperware de la nevera. Normalmente, este estilo de comer podría meterte en problemas (control de pociones, control de schmortion), pero por suerte para nosotros, ¡esta ensalada está llena de ingredientes saludables!

Esta Ensalada de Lentejas al Balsámico es la ensalada definitiva para la primavera y el verano porque se trata de ese crujido fresco del pepino picado y el pimiento rojo dulce. Junto con las pequeñas legumbres que llamamos lentejas y el rico y ácido aderezo balsámico, esta ensalada es abundante, ácida y ligera al mismo tiempo.

La idea de una ensalada de lentejas puede parecer intimidante. Pero, como ya hemos dicho, las lentejas son como pequeñas judías que se pueden cocinar fácilmente en el horno. Además, fíjate en la sencilla lista de ingredientes… pepino, pimiento rojo, cebolla, lentejas y aderezo. Una vez cocidas las lentejas, esta ensalada se prepara rápidamente. Y lo que es mejor, se puede personalizar. Mantenga las lentejas como base y añada sus verduras crudas picadas favoritas. Zanahorias, apio, calabacín, coliflor, brócoli… ¡tantas opciones! ¿Y una cosa que podría añadir la próxima vez? Queso feta. O queso parmesano. O gorgonzola. ¿Queso de cabra, tal vez? Ya te haces una idea.

ensalada de lentejas en lata

Imprimir receta Saltar a la recetaLentejas, ¡un alimento increíblemente infravalorado! Al menos, eso es lo que nos dijimos mientras devorábamos esta humilde ensalada de lentejas. No se trata de brujería, sino de una inteligente combinación de ingredientes para resaltar el sabor y la textura naturales de estas pequeñas legumbres de gran poder nutricional.

Echa un vistazo a Internet y verás que las lentejas más comunes para la ensalada de lentejas son las verdes. Éstas pueden servir en un momento dado y son bienvenidas aquí, pero si quieres que este plato sea lo más inesperadamente delicioso posible, las lentejas negras son el nombre del juego.

Las lentejas negras tienen una piel más firme, por lo que son las que más se mantienen intactas para la ensalada de lentejas, sin dejar de ser tiernas por dentro. También tienen un sabor encantador, ligeramente terroso, que las hace una buena combinación con la rúcula. Por último, su hermoso color negro contrasta con los diversos ingredientes verdes de este plato.

Haga lo que haga, definitivamente no haga su ensalada de lentejas con lentejas rojas. Como las lentejas rojas se parten por la mitad y se descascarillan, se convierten básicamente en puré cuando se cocinan, lo que las hace más adecuadas para la comida de los bebés que para la ensalada, diría yo :).

ensalada de lentejas y zanahoria con vinagreta de mostaza

Con la llegada oficial de la primavera, es hora de sacar las ensaladas multiuso que son el acompañamiento perfecto para cualquier brunch, fiesta, barbacoa, picnic o reunión de amigos. Y, al mismo tiempo, pueden servir de guarnición para las cenas de la semana o para una comida rápida para llevar.

¿La señal de una buena ensalada en nuestra casa? Nos saltamos el plato por completo y, con un tenedor en la mano, vamos directamente al contenedor de Tupperware de la nevera. Normalmente, este estilo de comer podría meterte en problemas (control de pociones, control de schmortion), pero por suerte para nosotros, ¡esta ensalada está llena de ingredientes saludables!

Esta Ensalada de Lentejas al Balsámico es la ensalada definitiva para la primavera y el verano porque se trata de ese crujido fresco del pepino picado y el pimiento rojo dulce. Junto con las pequeñas legumbres que llamamos lentejas y el rico y ácido aderezo balsámico, esta ensalada es abundante, ácida y ligera al mismo tiempo.

La idea de una ensalada de lentejas puede parecer intimidante. Pero, como ya hemos dicho, las lentejas son como pequeñas judías que se pueden cocinar fácilmente en el horno. Además, fíjate en la sencilla lista de ingredientes… pepino, pimiento rojo, cebolla, lentejas y aderezo. Una vez cocidas las lentejas, esta ensalada se prepara rápidamente. Y lo que es mejor, se puede personalizar. Mantenga las lentejas como base y añada sus verduras crudas picadas favoritas. Zanahorias, apio, calabacín, coliflor, brócoli… ¡tantas opciones! ¿Y una cosa que podría añadir la próxima vez? Queso feta. O queso parmesano. O gorgonzola. ¿Queso de cabra, tal vez? Ya te haces una idea.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad