Salpicón de marisco receta gallega

Salpicón de marisco receta gallega

Salpicón de res

Un blog sobre comida española: cómo cocinarla, cómo comerla, aquí o allá. El enfoque será en platos simples, fáciles y mayormente saludables, con muchas opciones para vegetarianos, veganos y gente (como yo) con dietas bajas en colesterol.

En mi último post, Esperanza Cocina Bogavante, escribí sobre la forma española de hervir la langosta. Hoy me centraré en el salpicón, una mezcla parecida a una ensalada que es estupenda para combinar con el bogavante hervido, así como con muchos otros tipos de pescado y marisco.

Una vez más, esta receta es de mi suegra, Esperanza.    Su salpicón es una mezcla de huevo cocido picado, perejil, cebolla, aceitunas y pimientos, aderezada con aceite de oliva y vinagre.    Se combina de varias maneras con el bogavante, o con cualquier tipo de pescado o marisco que se sirva: el salpicón también es estupendo con nécoras o cangrejo, merluza escalfada o incluso sólo con patatas cocidas.

La presentación varía. Si los bogavantes u otros mariscos se sirven con el caparazón, se puede utilizar el salpicón como guarnición, o mejor aún, se puede repartir el cuenco.    Los comensales pueden combinar el bogavante y el salpicón a su gusto.

Salpicón de pollo

LA ÚLTIMA VEZ QUE COMÍ SALPICÓN FUE EN UN BAR DE CÁDIZ, UNA CIUDAD DE LA PERIFERIA DEL TRIÁNGULO DE JEREZ. HABÍA ESTADO VIENDO A UNA BANDA DE MÚSICA ENSAYANDO PARA LA CORRIDA DEL DÍA SIGUIENTE EN EL PATIO DE UN BLOQUE DE PISOS. CUANDO LA ÚLTIMA TROMPETA TERMINÓ DE RESONAR EN LOS MUROS DE HORMIGÓN, LA MÚSICA DE LA BANDA FUE SUSTITUIDA POR EL ESTRIDENTE CANTO DE UNA BANDADA DE GAVIOTAS QUE PERSEGUÍA UN BANCO DE PECES EN LA BAHÍA. EL SOL SE CERNÍA SOBRE LA BAHÍA DE CÁDIZ, SUS RAYOS SE AGITABAN ENTRE LAS NUBES DE LA ATMÓSFERA SUPERIOR, INUNDANDO TODO EL CIELO OCCIDENTAL CON UNA RICA LUZ AMARILLA. LOS MIEMBROS DE LA BANDA ENTRARON EN EL BAR POCO DESPUÉS DE MÍ. ALGUNOS BEBÍAN CERVEZA. LA MAYORÍA TOMÓ JEREZ. TODOS PIDIERON SALPICÓN, UNA ENSALADA FRÍA DE MARISCO ESCALFADO Y VERDURAS DE VERANO. AUNQUE PAREZCA LIGERO, EL SALPICÓN TIENE UN SABOR PROFUNDO QUE MARIDA A LA PERFECCIÓN CON EL VINO DE MANZANILLA FRÍO.

Salpicón de mariscos venezolano

LA ÚLTIMA VEZ QUE COMÍ SALPICÓN FUE EN UN BAR DE CÁDIZ, CIUDAD SITUADA EN LA PERIFERIA DEL TRIÁNGULO DE JEREZ. HABÍA ESTADO VIENDO A UNA BANDA DE MÚSICA ENSAYANDO PARA LA CORRIDA DEL DÍA SIGUIENTE EN EL PATIO DE UN BLOQUE DE PISOS. CUANDO LA ÚLTIMA TROMPETA TERMINÓ DE RESONAR EN LOS MUROS DE HORMIGÓN, LA MÚSICA DE LA BANDA FUE SUSTITUIDA POR EL ESTRIDENTE CANTO DE UNA BANDADA DE GAVIOTAS QUE PERSEGUÍA UN BANCO DE PECES EN LA BAHÍA. EL SOL SE CERNÍA SOBRE LA BAHÍA DE CÁDIZ, SUS RAYOS SE AGITABAN ENTRE LAS NUBES DE LA ATMÓSFERA SUPERIOR, INUNDANDO TODO EL CIELO OCCIDENTAL CON UNA RICA LUZ AMARILLA. LOS MIEMBROS DE LA BANDA ENTRARON EN EL BAR POCO DESPUÉS DE MÍ. ALGUNOS BEBÍAN CERVEZA. LA MAYORÍA TOMÓ JEREZ. TODOS PIDIERON SALPICÓN, UNA ENSALADA FRÍA DE MARISCO ESCALFADO Y VERDURAS DE VERANO. AUNQUE PAREZCA LIGERO, EL SALPICÓN TIENE UN SABOR PROFUNDO QUE MARIDA A LA PERFECCIÓN CON EL VINO DE MANZANILLA FRÍO.

Salpicón de pulpo

Un blog sobre comida española: cómo cocinarla, cómo comerla, aquí o allá. Me centraré en platos sencillos, fáciles y sobre todo saludables, con muchas opciones para vegetarianos, veganos y gente (como yo) con dietas bajas en colesterol.

En mi último post, Esperanza Cocina Bogavante, escribí sobre la forma española de hervir la langosta. Hoy me centraré en el salpicón, una mezcla parecida a una ensalada que es estupenda para combinar con el bogavante hervido, así como con muchos otros tipos de pescado y marisco.

Una vez más, esta receta es de mi suegra, Esperanza.    Su salpicón es una mezcla de huevo cocido picado, perejil, cebolla, aceitunas y pimientos, aderezada con aceite de oliva y vinagre.    Se combina de varias maneras con el bogavante, o con cualquier tipo de pescado o marisco que se sirva: el salpicón también es estupendo con nécoras o cangrejo, merluza escalfada o incluso sólo con patatas cocidas.

La presentación varía. Si los bogavantes u otros mariscos se sirven con el caparazón, se puede utilizar el salpicón como guarnición, o mejor aún, se puede repartir el cuenco.    Los comensales pueden combinar el bogavante y el salpicón a su gusto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad