Recetas de patatas con costillas

Recetas de patatas con costillas

guarnición de patatas para las costillas

En cuanto a la cuestión de la salud, encontrarás estudios/expertos/consejos en ambos lados de la valla. Yo sitúo la carne (incluso la más grasa, como las costillas) en la categoría de saludable. Es un alimento real, no procesado, que los humanos han estado comiendo durante cientos de miles de años. Personalmente, me siento bien comiéndola.

¿Es fácil de hacer? Muy fácil. El aliño de especias se hace con unas pocas especias básicas de la despensa. Luego, en lugar de untarlo con salsa barbacoa, un chorrito de miel al final es todo lo que necesita para dorar la parte superior. Bono #1: no hay necesidad de perder tiempo haciendo tu propia salsa BBQ. Bono #2: no tienes que usar una salsa BBQ cargada de azúcar, comprada en la tienda.

Una vez que hayas espolvoreado las especias, pon las costillas en una bandeja para hornear. A mí me gusta forrarla con papel pergamino para facilitar la limpieza. Cubre la bandeja con papel de aluminio y mete las costillas en el horno.

NotasAntes de añadir las especias a las costillas, asegúrate de que se ha eliminado la membrana de la parte trasera. Si la fina piel está todavía en las costillas, utiliza un cuchillo de pelar para levantar un poco y luego arrancar el resto. Es un poco resbaladiza pero debería salir en una sola pieza.

costillas con patatas y zanahorias

En cuanto a la cuestión de la salud, encontrarás estudios/expertos/consejos en ambos lados de la valla. Yo sitúo la carne (incluso la más grasa, como las costillas) en la categoría de saludable. Es un alimento real, no procesado, que los humanos han estado comiendo durante cientos de miles de años. Personalmente, me siento bien comiéndola.

¿Es fácil de hacer? Muy fácil. El aliño de especias se hace con unas pocas especias básicas de la despensa. Luego, en lugar de untarlo con salsa barbacoa, un chorrito de miel al final es todo lo que necesita para dorar la parte superior. Bono #1: no hay necesidad de perder tiempo haciendo tu propia salsa BBQ. Bono #2: no tienes que usar una salsa BBQ cargada de azúcar, comprada en la tienda.

Una vez que hayas espolvoreado las especias, pon las costillas en una bandeja para hornear. A mí me gusta forrarla con papel pergamino para facilitar la limpieza. Cubre la bandeja con papel de aluminio y mete las costillas en el horno.

NotasAntes de añadir las especias a las costillas, asegúrate de que se ha eliminado la membrana de la parte trasera. Si la fina piel está todavía en las costillas, utiliza un cuchillo de pelar para levantar un poco y luego arrancar el resto. Es un poco resbaladiza pero debería salir en una sola pieza.

costillas de cerdo chinas con patatas

Selecciona la puntuaciónDa costillas a la barbacoa con cuñas de patata 1/5Da costillas a la barbacoa con cuñas de patata 2/5Da costillas a la barbacoa con cuñas de patata 3/5Da costillas a la barbacoa con cuñas de patata 4/5Da costillas a la barbacoa con cuñas de patata 5/5

Para las costillas a la barbacoa Enjuagar las costillas, secarlas con palmaditas, separarlas en dos secciones de costillas y pincelarlas con la marinada. Tapar y dejar marinar en un lugar fresco durante unas 6 horas. Terminar de asar las costillas en la parrilla dándoles la vuelta durante unos 15 minutos. Marinar continuamente.

Bata el aceite con el chile en polvo, la sal y la pimienta. Mezclar los trozos de patata con el aceite de chile. Hornear en un horno precalentado a 250°C (aproximadamente 475°F) durante unos 5 minutos. Dar la vuelta y hornear durante 5 minutos más.

Para la salsa de tomate: Pelar la cebolla y el ajo y picarlos finamente. Rehogar en una sartén con aceite caliente. Aplastar el tomate con un pasapurés. Sazonar con sal, pimienta, tabasco y azúcar. Llevar a ebullición y dejar cocer a fuego lento durante unos 20 minutos.

Durante mucho tiempo, los boniatos se consideraban algo exótico. Sin embargo, esta época parece haber terminado. Hoy en día se pueden encontrar batatas en casi todas las tiendas de comestibles. Esta evolución nos aporta no sólo grandes ventajas culinarias, sino también muchas ventajas para la salud.

costillas al horno con patatas

Selecciona la puntuaciónDa Costillas a la barbacoa con cuñas de patata 1/5Da Costillas a la barbacoa con cuñas de patata 2/5Da Costillas a la barbacoa con cuñas de patata 3/5Da Costillas a la barbacoa con cuñas de patata 4/5Da Costillas a la barbacoa con cuñas de patata 5/5

Para las costillas a la barbacoa Enjuagar las costillas, secarlas con palmaditas, separarlas en dos secciones de costillas y pincelarlas con la marinada. Tapar y dejar marinar en un lugar fresco durante unas 6 horas. Terminar de asar las costillas en la parrilla dándoles la vuelta durante unos 15 minutos. Marinar continuamente.

Bata el aceite con el chile en polvo, la sal y la pimienta. Mezclar los trozos de patata con el aceite de chile. Hornear en un horno precalentado a 250°C (aproximadamente 475°F) durante unos 5 minutos. Dar la vuelta y hornear durante 5 minutos más.

Para la salsa de tomate: Pelar la cebolla y el ajo y picarlos finamente. Rehogar en una sartén con aceite caliente. Aplastar el tomate con un pasapurés. Sazonar con sal, pimienta, tabasco y azúcar. Llevar a ebullición y dejar cocer a fuego lento durante unos 20 minutos.

Durante mucho tiempo, los boniatos se consideraban algo exótico. Sin embargo, esta época parece haber terminado. Hoy en día se pueden encontrar batatas en casi todas las tiendas de comestibles. Esta evolución nos aporta no sólo grandes ventajas culinarias, sino también muchas ventajas para la salud.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad